El Fiscal de Sala Coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, remitió un oficio a las policías con competencias en la regulación y vigilancia del tráfico para que, en los casos en que detecten manipulación de los tacógrafos de camiones y autobuses, instruyan atestados por un delito de falsedad en documento oficial.

Hasta hace poco sólo se incoaban diligencias penales por estos hechos en Cataluña; aunque muchos juicios terminaban en absolución. Una de las sentencias condenatorias fue impugnada en apelación ante la Audiencia Provincial de Gerona, que revocó la sentencia. Pero el Ministerio Fiscal interpuso contra la misma recurso de casación por infracción de ley; que fue resuelto mediante una reciente sentencia de la Sala Segunda del Tribunal Supremo 672/2019 de 15 de enero de 2020, que estima el recurso de la Fiscalía y respalda la calificación estas manipulaciones como delito de falsedad en documento oficial.

Hasta hace poco sólo se incoaban diligencias penales por estos hechos en Cataluña; aunque muchos juicios terminaban en absolución. Una de las sentencias condenatorias fue impugnada en apelación ante la Audiencia Provincial de Gerona, que revocó la sentencia. Pero el Ministerio Fiscal interpuso contra la misma recurso de casación por infracción de ley; que fue resuelto mediante una reciente sentencia de la Sala Segunda del Tribunal Supremo 672/2019 de 15 de enero de 2020, que estima el recurso de la Fiscalía y respalda la calificación estas manipulaciones como delito de falsedad en documento oficial.

Hemos recibido consultas sobre “si esta Ley ya está en vigor”; no se trata de una modificación normativa, sino de una sentencia del Tribunal Supremo, que crea jurisprudencia y que ha motivado que la Fiscalía remita un Oficio a los cuerpos de policía con competencias en la regulación y vigilancia del tráfico.

Es decir, el Tribunal Supremo ha concluido que esa práctica puede incurrir en un delito de falsedad de documento oficial, pudiendo dar lugar a la detención del conductor y puesta a disposición judicial y a la imposición de una pena privativa de libertad de entre 6 meses y 3 años, y multa de 6 a 12 meses.

Según el mencionado Oficio enviado por la Fiscalía, será considerado delito “cualquier procedimiento de manipulación fraudulenta del tacógrafo que dé como resultado la alteración de sus registros -en su modalidad de inautenticidad objetiva- “:

 
  • Analógicos: “entre otros, los supuestos de manipulaciones del reloj mediante cortes de corriente, cortes de la corriente de contacto, del generador de impulsos, o la utilización de “captadores” de impulsos que los sustraen al tacógrafo.”
  • Digitales: “en los casos de manipulación mediante alteraciones de los parámetros de calibración (en las distintas intervenciones técnicas, por cambio fraudulento de las constantes de dimensiones de los neumáticos o del grupo caja de cambios del vehículo), pero también en los más frecuentes de la realizada a través del sensor de movimiento, no sólo mediante la colocación de imanes, sino también con otros procedimientos más sofisticados por medio del doble kitas -duplicidad de sensores de movimiento- , por la propia manipulación directa del sensor, en algunos casos actuando sobre sus circuitos internos, o incluso, en una evolución de los procedimientos manipuladores, sobre el propio tacógrafo digital, mediante la misma técnica de actuar físicamente en su placa base interna o bien con el hackeo de su software, este último muy difícilmente detectable.”
  • También serían constitutivas de delito “…las conductas fraudulentas consistentes en la circulación con un disco diagrama insertado en el tacógrafo analógico o con una tarjeta de conductor en el digital a nombre de otro conductor, o bien la utilización de discos diagramas o de tarjetas de conductor falsificadas, en ambos casos con la finalidad de crear la apariencia inveraz de que quien realiza la conducción no es el conductor real, generando por ello datos inauténticos ficticios de tiempos de conducción o de descanso de este último.”
Conviene precisar que hay indicio de falsedad, no sólo al sorprender al conductor con el procedimiento manipulador activado, sino cuando tras la intervención policial en los casos de accidente o inspección de empresa se contrasten los datos registrados con las actividades reales de los conductores y vehículos.

Teniendo en cuenta las instrucciones de la Fiscalía, en el caso de accidentes que atentan contra la vida o la integridad física, si se tiene constancia de manipulación del tacógrafo, se levantará atestado por imprudencia grave de los artículos 142.1 (que implica penas de hasta 4 años de cárcel) y 152.1 (3 años de prisión) del Código Penal. Además, se podrían alcanzar penas de prisión muy altas, en caso de lesionados o fallecidos de gravedad.

La Fiscalía de Seguridad Vial considera que manipular el tacógrafo permite obtener ventajas ilícitas en las reglas de la competencia en el transporte por carretera y puede lesionar el derecho de los conductores de vehículos a su descanso, además de que puede poner en peligro su vida o integridad física en caso de accidente.
El Fiscal ha declarado que, en materia de autoría, "caben todas las formas de complicidad", por lo que pueden ser imputados no sólo el conductor, sino también el titular, encargado o empleado de la empresa propietaria del vehículo o del taller o cualquier otra persona que lleve a cabo estos comportamientos de manipulación.
Incluso Bartolomé Vargas ha dado indicaciones para la investigación de eventuales situaciones de abuso laboral conectadas con la manipulación de estos instrumentos que registran la velocidad y las horas de conducción en vehículos profesionales.

Para perseguir estos comportamientos tan peligrosos la Fiscalía va a actuar en plena coordinación con la Fiscalía de Siniestralidad Laboral y la de Extranjería. Además, el Fiscal de Sala ha anunciado que los Fiscales Delegados de Seguridad Vial mantendrán contactos y elaborarán Protocolos de Coordinación con la Dirección General de Tráfico, Dirección General de Transportes por Carretera, Consejerías de Transportes, Asociaciones de Empresarios y Sindicatos de Trabajadores, desde la perspectiva de la calidad, eficacia y prestigio del transporte nacional y europeo de mercancías y viajeros de nuestro país.

Estas conductas ponen en riesgo la seguridad de todos los que circulamos por las carreteras, puesto que la manipulación de tacógrafos desconecta los sistemas de seguridad de los camiones, como el ABS o el control de velocidad.


 
Últimas entradas
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies