Entre las prioridades que contempla este plan, se encuentran inspeccionar: la competencia desleal, el dumping social de empresas deslocalizadas en otros países o plataformas logísticas del negocio por internet. También serán inspeccionadas las denominadas “empresas buzón”.
Este plan de inspección, contará con la colaboración activa de la Inspección de Trabajo, controlando tanto transportes por carretera (vehículos pesados y ligeros) como a las empresas cargadoras, para comprobar si cumplen o no con la normativa social y de cabotaje.
Contempla este plan, también, como punto fuerte de la inspección:
plataformas logísticas y zonas de carga de puertos marítimos, control de las áreas de negocio de economía colaborativa on-line como plataformas de paquetería, control de los tacógrafos de los tiempos de conducción y descanso sobre la flota en torno a los 450.000 vehículos de transporte que actualmente están obligados a llevar tacógrafo en España, revisarán las horas de trabajo de los conductores profesionales (el control se llevará a cabo tanto en las empresas como en carretera), los excesos de peso (con dos controles de larga duración).
A ello, se sumará que habrá un intercambio de formación entre la Inspección de Transportes y del Trabajo, y se introducirán nuevas tecnologías para mejorar la labor de inspección.
Este Plan Nacional de Inspección en el sector del transporte por carretera para el año 2019, ha sido presentado el 28 de noviembre por el Ministerio de Fomento a las asociaciones del transporte.
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies