Desde ASG Trans ponemos en conocimiento de nuestros clientes que la Dirección General de Tráfico (DGT) está teniendo problemas en su sistema de notificaciones electrónicas.  Es probable que la problemática derive de los cambios y actualizaciones que la DGT está haciendo en su página web.

Hemos detectado este tipo de incidencias en relación con el envío de los e-mails de la puesta a disposición de las notificaciones electrónicas, ya que existen dos tipos de situaciones:
 
  • 1) La DGT no envía el e-mail de la puesta a disposición de una nueva notificación electrónica.
  • 2) La DGT sí envía el e-mail de la puesta a disposición de una nueva notificación electrónica, pero lo hace con posterioridad a la efectiva puesta a disposición de la notificación en el buzón.

Las dos situaciones anteriormente mencionadas pueden conllevar que nos encontremos con notificaciones que ya están CADUCADAS cuando se accede a su contenido; es decir, notificaciones en las que se ha producido el “rechazo automático” por no haber accedido a su contenido dentro del plazo de 10 días desde la fecha de puesta a disposición en el buzón. En consecuencia, la DGT “las da por notificadas”, con los consiguientes perjuicios que se pueden derivar: sanciones de hasta 1.800 euros por no identificar al conductor (al no atender los requerimientos de identificación que se dan por notificados), pérdida de la opción de pago con descuento, sanciones en ejecutiva con los consiguientes recargos de apremio, etc.

Es importante tener en cuenta que la DGT no está obligada por ley a enviar los e-mails de aviso de la puesta a disposición de nuevas notificaciones electrónicas, ni tampoco el resto de Administraciones que están emitiendo notificaciones por vía telemática: “… La falta de práctica de este aviso no impedirá que la notificación sea considerada plenamente válida…” (art. 41.6 Ley 39/2015, de 1 de octubre).
 
Desde ASG Trans recomendamos a los clientes que gestionan directamente sus notificaciones telemáticas que accedan como mínimo una vez por semana al buzón de las notificaciones electrónicas de la DGT; independientemente de si reciben los e-mails de aviso o no, ya que es la única garantía para evitar encontrarnos con notificaciones caducadas y las indeseables consecuencias que ello supone.

Somos conscientes de la inseguridad que supone la infinidad de métodos utilizados por las Administraciones Públicas para informar el envío de sus notificaciones, por lo que en nuestro Departamento Jurídico disponemos de un programa especializado para la búsqueda, el control y la gestión de las notificaciones electrónicas de nuestros clientes, que no depende del sistema de avisos por e-mail; por lo que es inmune a este tipo de incidencias.

Si está interesado o precisa más información sobre este servicio, no dude en contactar con nosotros.  

 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración