Entre el 1 y el 7 de octubre, la Guardia Civil y Policías autonómicas y locales, aumentarán la vigilancia del uso del cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil, en vías urbanas e interurbanas. Esta campaña también la llevará a cabo la policía europea de seguridad vial (TISPOL), que, dentro del espacio de la UE, incidirá en este sistema de seguridad, con independencia de la carretera por donde viajen. Esta campaña se emprende porque, según la DGT, en 2017, el número de fallecidos aumentó el 24% con respecto al anterior año, por lo que este aumento de porcentaje supondría un importante retroceso en seguridad vial. Al control de los Agentes de la Agrupación de Tráfico se sumarán las cámaras instaladas en carretera y los helicópteros de la DGT.
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies