La Red de Carreteras del Estado, tiene más de 3.000 km´s de riesgo elevado o muy elevado de accidente grave o mortal, sobre todo en Aragón, Cataluña y Asturias.
Los tramos más peligrosos de España pertenecen a carreteras nacionales de calzada única, con carril por sentido de circulación. La carretera con más riesgo de accidente grave o mortal está en la N-642 en el municipio de Ribadeo.
Otras carreteras de tramos peligrosos se encuentran en Castilla- La Mancha, Murcia y Huesca. La Comunidad autónoma con menor tramo de carreteras de riesgos de accidentes es La Rioja, con menos de un 5%.
Huesca, junto con Teruel, León y Lleida tienen una proporción de tramos de riesgo ‘elevado’ o ‘muy elevado’ superior al doble de la media española. Las comunidades autónomas con más provincias con carreteras de riesgo elevado son Aragón con sus 3 provincias, y Castilla-La Mancha, Castilla y León y Cataluña con 2 provincias cada una.
El objetivo de la UE es reducir un 50% las muertes entre 2010-2020, pero este objetivo dista de la realidad actual dado que entre 2010 y 2017, la reducción ha sido solo de un 26%.
En España hay 3.018 kilómetros de riesgo elevado o muy elevado, lo que significa un 12,2% del total de la Red de Carretera del Estado. Las autopistas y autovías son las vías más seguras y las carreteras nacionales de calzada única, con un carril por sentido, tienen un 22% de sus quilómetros con un riesgo de accidente elevado o muy elevado.
Por último, los diez tramos de concentración de motocicletas están concretados en Barcelona (5 tramos) y Valencia (2tramos).
El 50% de accidentes graves de vehículos pesados se localizan en sólo 4.194 km de red (16,9% del total), lo cual debería facilitar su prevención.
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies