En 2012, el Ministerio de Industria, puso en marcha un sistema de medición de frenado de vehículos de transporte cuya MMA estuviera entre 3,5 y 5 toneladas, posteriormente llegando hasta 10 toneladas, todo ello regulado por la Orden ITC/3124/2010.
Se establecían dos tipos de medición:
1. el método de ensayo directo (a través del cálculo de la fuerza del frenado por fenómetro de rodillos) y 2. el método de ensayo con extrapolación (a través de sensores de presión en los frenos).
Sin embargo, existe disparidad de criterios de medición, dependiendo de la Comunidad Autónoma donde se tenga intención de realizarlo, ya que, algunas de ellas, no tienen la tecnología necesaria en sus estaciones de ITV, a partir de lo cual, conlleva problemas, lo que se traduce en situaciones incómodas para los transportistas durante la inspección de ITV.
Entre la disparidad de criterios para realizarlo están en que los vehículos han de presentarse a la prueba con la carga máxima posible, o bien, a la carga del vehículo se le puede sumar pasajeros o simularlo con kilos de arena, o directamente utilizando otros métodos de simulación (siempre que se llegue a los 2/3 de MMA) lo que puede suponer un riesgo para la empresa.
Ante la falta de seguimiento de un criterio homogéneo para la prueba, ciertas asociaciones de transportistas manifiestas querer tener una reunión con el Ministerio de Industria para plantear una mejora técnica del sistema de medición de frenado, o bien, utilizar otras alternativas de medición.
 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies