Los peajes para los conductores extranjeros en carreteras nacionales alemanas

A partir del 01 de julio de 2018, todos los vehículos que tengan a partir de 7,5 toneladas, los autobuses de larga distancia y camiones de 3,5 a 7,5 toneladas estarán por el momento libres de peajes, sin embargo el gobierno alemán analiza retirar estas excepciones en el futuro.
El peaje para camiones será de aplicación también en carreteras nacionales. Actualmente, 15.300 kilómetros de autopistas están sujetas a peaje alemán, a las que se sumarán 40.000 kilómetros de carreteras federales. El cobro del peaje se realizará a través de un sistema innovador de GPS controlado a través de satélites que detectará los kilómetros recorridos y a partir de ahí calculará el importe. Los vehículos extranjeros pagarán por circular en carreteras alemanas con la misma tarifa pero, sin embargo, los vehículos alemanes contarán con una ventaja adicional de esta euroviñeta, que es de aplicación más gravosa para los vehículos europeos. El peaje lo seguirá gestionando electrónicamente la compañía “Toll Collect”, a través de “Unidades a Bordo” (OBUs – On-Board-Units) o manualmente a través de internet o terminales de peaje, así como ahora también a través de una Aplicación (APP) gratuita. El peaje puede reservarlo automáticamente a través del dispositivo “OBU”, registrando su empresa y su vehículo, en el portal del cliente Toll Collect, quien dispone de distintos socios de servicio distribuidos por distintos países. También puede reservarlo a través de una aplicación gratuita para teléfonos inteligentes y tablets que facilitarán la gestión. Este dispositivo es gratuito pero no su instalación, la cual se podrá realizar a través del distribuidor mencionado. Los camiones que ya tengan instalados este dispositivo podrán seguir utilizándolos sin problema, a partir de este año, dado que los datos que el dispositivo recoge del vehículo son los mismos según sus ejes, peso y clase de emisión y sobre esta base se calcula el peaje, siendo que esta información es la que se envía a Toll Collect. Los peajes serán proporcionalmente más altos  y como novedad se contempla una carta de carreteras que incluirán las principales vías.
Para el caso de que hubiera algún problema en la utilización de este sistema, Alemania contempla la posibilidad de que el registro en el sistema se realice a mano, así, no será problema para los camiones que no tengan instalados este dispositivo dado que podrán acceder a una cuenta, en las 3.500 terminales, que existen en todo el país.
Con respecto a los puentes de control de las carreteras nacionales alemanas, se han creado unas columnas de control de color azul, que funcionan parecido a los puentes de control. La columna escanea el tamaño del vehículo y usa fotos en 3D para determinar si se trata de un vehículo de peaje. Si es así,  la columna entra en contacto con el OBU a través de infrarrojos y sondea los datos allí almacenados. Para camiones sin OBU, el pilar utiliza la base de datos de Toll Collect, donde se registran todos los vehículos pagados a través de internet o de las terminales de peaje.
Las nuevas tarifas comenzarán a cobrarse el 01 de enero de 2019. Al parecer, aumenta un 38% el importe del peaje para camiones en autopistas alemanas. Con ello, el Gobierno alemán, prevé unos ingresos por peaje que ascenderían a 7.200 millones de euros anuales.
La tarifa por kilómetro recorrido por un camión de 40 toneladas de clase Euro 6 con más de cuatro ejes no debería ser de 13.5 céntimos como lo es ahora, sino de 17.4 céntimos. La UE permite la recolección de los costes externos, como la contaminación del aire y el ruido y hasta ahora los camiones que cumplían con el estándar Euro 6 estaban exentos de los costes por contaminación acústica.
Todos los camiones recibirán un cargo por contaminación acústica según legislación (2011/76/EU) de la UE. Lo que supondrá que una ruta de unos 300 kilómetros que conste de una sección de 150 kilómetros en autopistas y 100 kilómetros en carreteras nacionales le costará al transportista 46 euros en lugar de 20 euros como actualmente.
Con esto Alemania busca mejorar su financiación de las principales autopistas y carreteras federales, para intentar garantizar unas infraestructuras de tráfico modernas, eficientes y seguras.


 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información