Ante la situación excepcional que están atravesando todos los sectores, y dada la imposibilidad de efectuar diversos trámites administrativos durante la crisis sanitaria, la Comisión Europea ha impulsado, con notable retraso, la adopción con urgencia de un Reglamento europeo ómnibus de medidas de auxilio para el sector del transporte, ante la adopción de medidas unilaterales y descoordinadas de los diferentes Estados miembros.

Desde el inicio de la pandemia, los diferentes países de la UE han ido estableciendo moratorias excepcionales para garantizar la continuidad del transporte, ampliando la vigencia de certificados, autorizaciones y documentos. Por ejemplo:

En relación a las ITV caducadas de los vehículos: en Italia se permitirá la circulación hasta el 31 de octubre, mientras que en Portugal se ha establecido una prórroga de 5 meses, en Bélgica de seis meses y en Francia de 15 días.

En relación a los certificados CAP: Francia ha ampliado su validez hasta 6 meses una vez finalizado el estado de emergencia, mientras que Italia ha ampliado su validez hasta el 30 de junio, y Bélgica hasta el 30 de septiembre.

En relación a las renovaciones del permiso de conducir:  en Italia se ha establecido la extensión de su validez hasta el 31 de agosto, en Bélgica hasta el 30 de septiembre y en Francia solo se ha establecido “un margen de tolerancia” de 15 días en determinadas situaciones.
El Reglamento será aprobado próximamente, con el objetivo de garantizar la validez de ciertos certificados y licencias, entre otros: permisos de conducir, las inspecciones técnicas de vehículos, los certificados CAP… estableciendo medidas de apoyo para empresas y Administraciones nacionales que están teniendo dificultades para cumplir ciertas formalidades administrativas antes de la expiración de los plazos pertinentes.
 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies