A la propuesta de la Organización Internacional de Policías de Tráfico se une la DGT. Ambos llevarán a cabo, hasta el 04 de marzo de 2018, un control exhaustivo de vehículos destinados al transporte de mercancías por carretera y vehículos destinados al transporte de personas.

Esta inspección consiste en revisar el control de velocidad a la que circulan, horas de conducción y descanso, tacógrafos, exceso de peso, posibles defectos técnicos del vehículo o la correcta seguridad de la carga que transportan, la documentación del vehículo y su conductor en regla, conducción sin estar bajo los efectos del alcohol ni drogas y que todos los ocupantes del vehículo lleven correctamente el cinturón de seguridad.

Los controles se harán cualquier día, a cualquier hora y en cualquier clase de vía, especialmente en aquellas vías donde la circulación de estos vehículos es mayor. Los camiones y autobuses suman el 11% de accidentes con víctimas en 2016, implicados en 6283 accidentes, lo que significa el fallecimiento de 348 personas. La tasa de accidentes de  camiones es superior en vías interurbanas y, sin embargo, la de los autobuses es en vías urbanas. Esta campaña está destinada a intentar garantizar la seguridad de todos los usuarios de las vías así como reducir el número de accidentes y de víctimas por fallecimiento.

Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información