Desde el Ministerio de Fomento, indican que el 30/11/2018, decaerá la concesión de la AP-1, autopista de peaje que discurre entre Burgos y Armiñón.
Serán quitadas las casetas de cobro e intentarán encontrar a una empresa encargada de las tareas de mantenimiento de esta vía. El afectado de la concesión del servicio será el Grupo Itínere.
Las concesionarias parecen preocupadas por sus negocios en España y dudan sobre si los presupuestos generales del Estado podrán hacer frente al coste total que supondrá mantener todas las vías de alta ocupación.
Por el momento, las autopistas de pago en las que se cumpla la concesión vigente, los peajes serán abiertos.
Últimas entradas
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y razones técnicas, para mejorar tu experiencia de navegación, para almacenar tus preferencias y, opcionalmente, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Hemos incluido algunas opciones de configuración que te permiten decirnos exactamente las cookies que prefieres y las que no. Pulsa ACEPTAR para consentir todas las cookies. Pulsa CONFIGURACIÓN para decidir las opciones que prefieres. Para obtener más información sobre nuestras cookies accede a nuestra Política de cookies aquí: Más información
Configuración