El Parlamento Alemán ha aprobado una subida de precio en sus peajes. Estas tarifas serán de aplicación el 01 de enero de 2019, dependiendo de si son tarifas basadas en el uso de infraestructuras, contaminación de aire y exposición al ruido. En principio, los camiones eléctricos quedan exentos y, a los camiones de gas natural, se le aplicará en 2020. Se produce, también, un cambio en la clasificación de los vehículos dividiéndose en tres ejes, en función del peso del vehículo. El cobro de los peajes dependerá del tipo de vehículo y de la categoría euro del vehículo.
El peaje lo seguirá gestionando Toll Collect electrónicamente a través de “Unidades a Bordo” (OBUs – On-Board-Units) o manualmente a través de internet o terminales de peaje, así como ahora también a través de una Aplicación (APP) gratuita.
Si desea utilizar el dispositivo “OBU” para la reserva automática del peaje, deberá registrar su empresa y su vehículo en el portal del cliente de Toll Collect. El dispositivo es gratuito, pero no la instalación que la llevarán a cabo los distintos socios de servicio que tiene Toll Collect distribuidos por distintos países. Debido a este gran aumento de carreteras nacionales con peajes en Alemania, se prevé un aumento en el cambio de facturación a través de OBUs frente a la facturación manual, por razones de eficiencia. A su vez Toll Collect ofrece una App gratuita para teléfonos inteligentes y tabletas, la cual facilitará cambiar o cancelar los viajes a corto plazo.
Gracias a esta App tampoco es necesario visitar un terminal de peaje, ya que la reserva se puede hacer desde el vehículo estacionado y los clientes no registrados pueden usar la aplicación para crear una cuenta de reserva, que luego estará disponible en el terminal.
La buena noticia es que los OBUs ya integrados, podrán seguir utilizándose sin conversión alguna desde el 2018 y en adelante, puesto que los datos que este dispositivo recoge del vehículo seguirán siendo los mismos según número de ejes, peso y clase de emisión. Sobre esta base se calcula el peaje y esta información se envía al centro de cómputo de Toll Collect para su procesamiento por señal móvil. Un dato nuevo, será la carta de carreteras que desde 2018 incluirá las principales vías y las carreteras nacionales alemanas estarán equipadas con columnas de control, de color azul, para no perturbar el paisaje, los pilares funcionan similar a los puentes de control y completarán los controles móviles. Consiste en: se escanea el tamaño del vehículo y usa fotos en 3D para determinar si se trata de un vehículo de peaje. Si es así, la columna entra en contacto con el OBU a través de infrarrojos y sondea los datos allí almacenados. Para camiones sin OBU, el pilar utiliza la base de datos de Toll Collect, donde se registran todos los vehículos pagados a través de internet o de las terminales de peaje. 
Según los expertos, la tarifa por kilómetro recorrido por un camión de 40 toneladas de clase Euro 6 con más de cuatro ejes no debería ser de 13.5 céntimos como lo es ahora, sino de 17.4 céntimos. La UE permite la recolección de los costes externos, como la contaminación del aire y el ruido y hasta ahora los camiones que cumplían con el estándar Euro 6 estaban exentos de los costes por contaminación acústica. Sin embargo, en Alemania todos los camiones recibirán pronto un cargo por contaminación acústica según legislación (2011/76/EU) de la UE. Lo que supondrá que una ruta de unos 300 kilómetros que conste de una sección de 150 kilómetros en autopistas y 100 kilómetros en carreteras nacionales le costará al transportista 46 euros en lugar de 20 euros como actualmente.
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies