Inicio » Noticias » ALEMANIA SUSPENDE EL SALARIO MÍNIMO SOLO PARA LOS CONDUCTORES EN TRÁNSITO

ALEMANIA SUSPENDE EL SALARIO MÍNIMO SOLO PARA LOS CONDUCTORES EN TRÁNSITO

El gobierno alemán ha suspendido la aplicación de su salario mínimo al transporte por carretera, para los trayectos en tránsito en Alemania, apenas un mes después de la entrada en vigor. Por lo cual no es necesario el envío del fax de aviso en el supuesto de los trayectos en tránsito, si bien se mantiene para los transportes internacionales con origen y destino en Alemania y para el cabotaje.

"Por consideración a (sus) vecinos", el gobierno alemán decidió suspender la aplicación relativa al tránsito, hasta que "se aclare la cuestión jurídica europea", dijo en Berlín la ministra de Trabajo Andrea Nahles, después de una reunión con su homólogo polaco Wladyslaw KOSINIAK-KAMYSZ.

A instancias de Polonia la Comisión Europea puso en marcha el 21 de enero un "sumario" para verificar el cumplimiento de la ley del salario mínimo alemán para toda la UE. La Sra Nahles convencida que la regla del salario mínimo es compatible con la UE, dijo que esperaba una decisión de Bruselas antes del verano. El ministro de Exteriores polaco espera que la UE de su opinión "lo más rápido posible."

El descontento en contra de esta regla fue aumentando rápidamente en Polonia, en la República Checa o Hungría. Su salario mínimo es de alrededor de un cuarto del salario alemán.

Berlín invoca el deseo de luchar contra el dumping de las empresas de transporte del Este de Europa, y también está de acuerdo con Francia que denuncia "competencia desleal" de los transportistas extranjeros.

Los transportistas polacos consideran que las medidas alemanas son "discriminatorias y desproporcionadas" y el gobierno polaco intervino rápidamente. El sector del transporte es vital para la economía polaca, con 200.000 conductores en internacional.

La suspensión anunciada será válida sólo para viajes de tránsito, no para las transportes que tengan origen o destino Alemania (Cabotaje incluido)

Alrededor de una quinta parte del tráfico de mercancías por carretera en Alemania es de tránsito, y un camión de cada ocho que circulan en las carreteras alemanas es polaco.